Manopla de toalla y luffa para exfoliar y limpiar el cuerpo. Tiene un colgante para dejarla secar!

Las esponjas de luffa son 100% naturales y biodegradables y duraderas, ya que son el fruto de la planta Luffinae, una planta tropical originaria del sureste asiático, que requiere abundante calor y humedad para desarrollarse, y una vez que finaliza su vida útil la podemos compostar.

Beneficios

La luffa se compone de unas fibras ligeramente ásperas que son muy eficaces a la hora de exfoliar tu piel, es ideal para eliminar las células muertas, dando una sensación de piel suave y brillante. Por esto mismo, también previenen el enquistado capilar en el cuerpo.

Con los movimientos que hacemos al utilizarla, estamos estimulando la circulación y, por consecuencia, previniendo la aparición de celulitis.

Modo de uso y Cuidados

Empaparla en agua caliente y apretarla con un poco de fuerza, hasta conseguir que se ablande. Luego colocar un poco de jabon o gel y frotar hasta que haga espuma.

Por su naturaleza exfoliante, no es recomendable utilizar esta esponja sobre pieles irritadas, con heridas o con la piel dañada.

back to top